La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.

"Victor Hugo"

jueves, 10 de febrero de 2011

cómo definir nuestro rostro

     Hace muchos años me recuerdo mirando un librito de mi madre que me explicaba como tenía que maquillarme, me hace muchísima gracia recordar esto, pero estoy segura de que me llegué a tirar horas con ese librito. Una de las cosas que siempre me llamó mucho la atencion es cómo podemos definir nuestro rostro, porque no todas nosotras tenemos las mismas facciones.
     Hay diversos tipos de rostro, y no todas las mujeres pueden salir bien paradas si se maquillan igual, por lo cual los especialistas recomiendan un tipo de maquillaje específico para cada uno de los casos, el cual tiene como fin enfocar la atención hacia los rasgos más favorecedores y disimular los menos equilibrados del rostro.      Si eliges adecuadamente los tonos de base, sombras y lápices de labios, podrás “redibujar” el óvalo de tu cara y verte más guapa. La idea es hacer que todas las formas de rostros se acerquen al oval, el cual es definido como el más equilibrado y armonioso.
     Por ejemplo, el rostro ovalado es la forma ideal de rostro porque existe armonía y proporción en frente, mejillas, ojos y boca, por lo tanto, no se hacen correcciones.
     Aplica la misma base de maquillaje en el rostro, del interior al exterior; difumina también hacia el cuello. Es muy fácil aplicar el blush: sonríe y deposita el color sobre el punto de mayor volumen de las mejillas. Hazlo del centro del pómulo hacia la sien.
     Los ojos pueden llevarse discretos o cargados pues, como se dijo, se trata de un rostro armonioso por sí mismo. Sin embargo, no te sobrecargues. Sigue la regla de oro: ojos intensos, labios discretos y viceversa.
     Por su parte para las mujeres con rostro redondo es necesario disimular un poco las mejillas para que se “alargue” un poco.
     Necesitas dos tonos de base de maquillaje, uno que sea igual al color de tu piel y otro un poco más oscuro. Aplica el primero en todo el rostro; el más intenso, en cambio, sobre los laterales, para crear el efecto por el que parezcan más largas. Este rostro también amerita dos blush distintos: a lo largo del maxilar inferior aplica rubor más oscuro y el más claro en los pómulos, abajo de los ojos.
     Para agrandar los ojos, los cuales deben ser el centro de atención, hay que delinearlos en marrón oscuro o negro y aplicar dos capas de máscara de pestañas.
     Hay otro tipo de rostro que se le denomina en forma de corazón en el cual la frente, los ojos y las mejillas son las facciones fuertes de esta forma, el cual se hace más estrecho hasta llegar a la barbilla.
Para equilibrarlo se debe “reducir la frente” y disimular un poco el mentón. Para ello usa base y sombra intensa en la barbilla.
     Enseguida aplica ligeramente con un pincel polvos luminosos sobre mejillas. No es necesario maquillar demasiado los ojos. Dibuja ligeramente la curva de las cejas con un lápiz y da forma con un cepillo.
A la boca debes darle un toque de color rosa en el centro del labio inferior con un gloss a base de pigmentos reflectores.
     Por último, hay mujeres que tienen el rostro cuadrado, en esta forma de los huesos de las mandíbulas son casi del mismo tamaño de los huesos de la frente y las mejillas.
    En este caso, el objetivo del maquillaje es suavizar un poco los ángulos, para ello, aplica blush oscuro en las mandíbulas y uno más claro en los pómulos.
     Los ojos, por su parte, maquíllalos con suavidad y para darle más equilibrio al rostro, aplica gloss en el labio inferior..
Los tipos
Hay diversos tipos de rostro, y los especialistas detallan las características de cada uno de los casos.
- Rostro ovalado: es la forma ideal de rostro porque existe armonía y proporción en frente, mejillas,
ojos y boca.
- Rostro redondo: Las mejillas sobresalen y no tiene muchos ángulos en sus perfiles.
- Rostro en forma de corazón: La frente, los ojos y las mejillas son
las facciones fuertes de esta forma, el cual se hace más estrecho hasta llegar a la barbilla.
- Rostro cuadrado: Los huesos de las mandíbulas son casi del mismo tamaño de los huesos de la frente y las mejillas.


    
        De todos modos, también os dejo este link por si os apetece verlo, que está entretenido y os enseña mucho;  ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada